viernes, 5 de noviembre de 2010

LA ESPERANZA .


Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. (Khalil Gibran).

Te doy el nombre de Pandora, ¡oh, graciosa doncella! -dijo Zeus-. Tu nombre significa la mujer “de todos los dones”. A los que acabas de recibir añado éste mío. Se trata de éste cofrecillo que llevarás contigo cuando bajes a la Tierra. Contiene todos los males que pueden hacer llorar, sufrir, destrozar a los hombres. Guárdate, pués, de abrirlo por nada del mundo. Si lo hicieras, los males se esparcirían por la Tierra, mientras que aquí permanecerán encerrados, eternamente presos, sin que puedan perjudicar a nadie... La curiosidad de Pandora, poco a poco, empezó a inquietar su pensamiento. ¿Qué contenía el precioso cofrecillo regalado por Zeus? ¿Todos los males? ¿Y si abriese apenas un poquito la tapa y mirase con precaución por la rendija para ver cómo eran? Pandora levantó la tapa, e inclinó el rostro hacia la breve abertura, pero tuvo que apartarse rápidamente, presa del mayor espanto. Un humo denso, negro, acre, salía en enormes espirales del cofre, mientras mil horribles fantasmas se dibujaban en aquellas tinieblas que invadían el Mundo y oscurecían el Sol. Eran todas las enfermedades, todos los dolores, todas las fealdades y todos los vicios. Y todos ellos, rápidos, incontenibles y violentos, salían del cofre irrumpiendo en las tranquilas moradas de los hombres. En vano, Pandora trataba afanosamente de cerrar el cofre, de cortar el paso a los males, de remediar el desastre. El Destino inexorable se cumplía y desde entonces la vida de los hombres fue desolada por todas las desventuras desencadenadas por Zeus. Cuando todo el humo denso se esfumó en el aire y el cofre parecía vacío, Pandora miró al interior, y vió todavía un gracioso pajarillo de alas tornasoladas. Era la Esperanza. Se apresuró a cerrar el cofre impidiendo así que la Esperanza se escapara al igual que todo lo que había contenido en su interior. De ésta manera se conserva guardada en el rincón más profundo de nuestros corazones la Esperanza de los hombres.

Sè que este es un cuento muy conocido pero me gusta.
En estos momentos justamente ese pajarito"ESPERANZA" ,parecerìa desaparecer.
Son tantos los problemas de salud ,econòmicos, las angustìas,las tristezas,la falta de amor;que la ESPERANZA no es facil de sostener.
Debemos tratar diariamente de alimentarla,sostenerla y transmitirla a todos los que nos rodean.Si lo logramos no se desvanecera ,sino que crecerà y seguira viva...

La tarea no es facil pero como buenos guerreros de la luz podemos.

Amigos bloggeros los invito a levantar la espada de guerreros de la luz para defender hasta el final la ESPERANZA .Para transmitirla todos los dìas a los amigos y familiares y ellos a otros en una especie de cadena.No es fàcil pero nada es imposible.
La ESPERANZA es posible depende de nosotros.CUENTO CON USTEDES?.

GRACIAS POR TU SI!!!!

Hasta luego.

12 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo un texto muy cierto en estos dias hay mucha desespracion y se nos va la esperanza
un beso y feliz fin de semana

El Gaucho Santillán dijo...

La "ilusiòn".

Eso hay que defender,

Buen texto.

Un abrazo.

tia elsa dijo...

Me viene también este cuento amiga, estoy pasando feos momentos y siento que necesito desesperadamente la esperanza. Besos tía Elsa.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola!Buen texto
A pesar de tener nuestro mundo tan revuelto, es necesario que los que vivimos de fe, sepamos trasmitir los volores que dignifican a la persona.
Hablar de esperanza aún en cosa pequeña ya es un logro, hoy no podemos esperar cosas muy grandes-mejor si vienen-pero sino, dar ilusión aún que sea en cosa pequeña les ayudará a ser más sensibles a las cosas de cada día y darles valor.
Gracias por tu espacio.
Recibe mi ternura

dondelohabredejado dijo...

Vivo con esperanza, aún en los momentos más duros. Y tengo la gran suerte de que cuando mis fuerzas se escapan siempre aparecen razones para la esperanza, amigos que me apoyan, señales de que todo siempre puede mejorar.
Si tenemos fe y esperanza, todo resulta más liviano. y estoy muy de acuerdo con vos, hay que tratar de dar esperanza a todos, es un modo de hacer un mundo mejor.
Un abrazo grandote, gracias, Silvia, por todo lo bueno que siempre compartís.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Es precioso el cuento, el pajarillo de la esperanza es muy importante, creo que sín ella sería un mundo horrible, tantas desgracias, enfermedades, necesitamos del pajarillo para no desmoronarnos, yo tango mucha esperanza y con ella vivo.Un beso.

La Gata Coqueta dijo...

Levanta el vuelo
y sigue el camino
no te demores

Pon la vista
en la lejanía
y dejate llevar

La brisa mece
los pesares
y los convierte...

En comienzos
de semana
llenos de luz

Como el presente
que te felicito
en silencio
y con afecto

María del Carmen

Abuela Ciber dijo...

Precioso lo compartido!!!!!

Gracias por estar!!!!

Te deseo una semana de ensueño

Cariños
..........
Frase de la semana: "Miro el presente porque es donde pasaré el resto de mi vida."
...
En lo personal creo que es importantes construirse un presente acorde a nuestros sentires no????

Susymon dijo...

No en vano se ha popularizado la frase: "La esperanza es lo último que se pierde". Si nos quedamos sin ella...cómo luchar!?
Te mando un abrazo enormeee!
Besotes.

Gabriela dijo...

A veces es fácil dejarse llevar por la desesperanza, sobre todo en las situaciones difíciles. Como bien nos lo recuerdas, debemos mantener la esperanza siempre viva.

Abuela Ciber dijo...

Gracias por siempre estar!!!

Cariños y buen fin de semana!!!!!!

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias amiga por tu precioso comentario en mi blog, me diste una agradable sorpresa.
Veo que eres amiga de mi Gata Coqueta, bien preciosa, escribeme a mi correo sorceciliacodina@gmail.com
y cuando vayas a mi blog entra en donde hay una pluma de oro al empezar lapágina, es mi blog de premios, entra y ponte de seguidora de mis premios, el día 22 es mi santo y repartire un premio de mi blog, y no quiero que te quedes sin él.
Recibe un beso de ternura
Sor.Cecilia