viernes, 26 de noviembre de 2010

EL ARBOL DE LA SAL.


Los mocovíes, indígenas del norte argentino, conocen un helecho llamado Iobec Mapic, al que muchos confunden con un árbol, por que tiene un gran porte y puede llegar a los 2 metros de altura.
Dice la leyenda que cuando Cotaá (Dios) creó el mundo hizo esta planta para que alimentara al hombre; la planta se expandió rápidamente y fue de gran utilidad para la humanidad que la consumía agradecidamente.
Neepec (el diablo), sintió envidia de ver lo útil que era esta planta y se propuso destruirlas a todas, de la forma en que fuese necesario y posible.
Se elevó por los aires y fue a las salinas más cercanas, llenó un gran cántaro con agua salada y los arrojó sobre las matas con la intención de quemarlas con el salitre.
Fue entonces que las raíces absorbieron el agua; la sal se mezcló con la savia y las hojas tomaron el mismo gusto.
Cotaá triunfó una vez más porque la planta no perdió su utilidad, ya que con ella sazonan las carnes de los animales salvajes y otros alimentos...

A veces cuando todo nos va muy bien o apesar de no estar del todo bien seguimos hay personas que nos envidian.
No podemos dejar que ellos triunfen.Debemos hacer como el ARBOL DE LA SAL,absorver lo positivo ,creer en nosotros ya seguir camino.
No podràn ganar si sentimos que nosotros somos SERES DE LUZ,UNICOS,VALIOSOS.Tenemos defectos pero eso tambièn hace a nuestra esencia.

Amigos bloggeros brillen,avancen,quieranse,aprovechen todas las oportunidades,sean felices.No permitan que nadie destruya la excelente persona que son.
La ùnica forma que los malos triunfen es si los buenos no hacen nada.

Hasta luego.

12 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Una muy hermosa leyenda y una excelente reflexión. Muchísimas gracias.
Venir a tu blog es para llenarse de buena onda, siempre.
Te dejo un abracito, que tengas un hermosísimo fin de semana.

Minombresabeahierba dijo...

La Naturaleza es no sólo más sabia que los hombres, sino que muchos dioses..por algo ese helecho arbóreo alimentaba ya hace millones de años a los dinosaurios.

Besos

tia elsa dijo...

Que linda leyenda no la conocia. Y esa gente de la que hablas son envidiosos y la envida puede ser fuente de muchos males. Besos tía Elsa.

El Gaucho Santillán dijo...

ciertamente.

Para que el mal avance, basta con que los justos, no hagan nada.

buen texto.

Un abrazo.

Mal bicho dijo...

Si pues llevo uo añito que vamos, ni brillo ni estrella ni nada. Estrellado.

Mundo Animal. dijo...

() ()
( '.' )
(")_(")
gracias silviaaaaaaaaaaa
no olvides traer el regalto desde mi mundo animallll
un abrazoooooooo
chrisssss

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Silvia:

"Hay desgracias que pueden salvarnos de tragedias peores"

Inclusive, las situaciones más difíciles tienen algún punto positivo.

Abrazos.

Franco dijo...

exelente blog!!!!!!!

de variados temas y muy completos

te deseo la mejor de las suerte

y sigue asi con tu trabajo en el blog

nos vemos!!!!!!!!!!!

suerte

Abuela Ciber dijo...

Precioso lo que has compartido.

No hay pero veneno para el envidioso que vernos felices.

Cariños

toñi dijo...

Una preciosa leyenda que nos enseña las consecuencias de no conformarnos con lo que somos y lo que tenemos.

Besos Silvia

Recomenzar dijo...

qmigos bloggeros brillen,avancen,quieranse,aprovechen todas las oportunidades,sean felices.No permitan que nadie destruya la excelente persona que son.
La ùnica forma que los malos triunfen es si los buenos no hacen nada.

Sos divina Que texto te mandaste.Sencillo increible vos sos tu texto

el piano huérfano dijo...

Leyenda o relato de realidad, pero a mi me pasa que la envidia termino con mi energia y eso que yo no envidio a nadie.

A menudo pienso que cuando mas no conocemos a la maldad mas se nos acerca.

besos raquel