lunes, 7 de septiembre de 2009

LOS OJOS DEL PERRO SIBERIANO




Este libro cuenta cómo una enfermedad considerada poco digna, como lo es el SIDA, divide a una familia de clase
social alta, la cual es muy respetada dentro de la sociedad. Al enterarse de que su hijo mayor, el orgullo de la familia, tiene SIDA, ambos padres sienten que el honor de la familia se ha dañado. Los padres hacen todo para que la condición de su hijo no se sepa, hasta mienten diciendo que él tiene leucemia. Este libro invita a reflexionar sobre el impacto de esta enfermedad en la sociedad. Los afectados no sólo sufren por razones de salud, si no que además se ven horriblemente discriminados hasta por sus propios familiares, como es el caso del protagonista de la historia, quien es completamente abandonado por sus padres al enterarse de su enfermedad. El amor y cariño de su abuela, su hermano menor y su perro siberiano son los únicos que lo acompañan hasta la muerte. Hace pocos años, y aún ahora, el SIDA se consideraba como una enfermedad que sólo los homosexuales podían adquirir, y que la gente “decente” no la contraería nunca. Este pensamiento se debe principalmente a la ignorancia de la gente con respecto a esta mortal enfermedad. Por esto, es de inmensa importancia el educar desde pequeños a los niños con respecto al SIDA: cómo prevenir el contagio, cuáles son los riesgos de esta enfermedad, etc. Este libro actualmente se lee en otros niveles distintos a décimo, debido a su lenguaje, pero personalmente lo recomiendo para gente de todas las edades (incluidos nuestros padres), ya que es un texto muy simple y aunque breve, profundo, que nos hace pensar sobre la discriminación y la falta de comunicación, amor y compasión dentro de la familia. Leer “Los Ojos del Perro Siberiano” es un buen libro para estimular la lectura, porque, además de entretenido, tiene relación con el tema de la salud y la educación social, ya que es nuestro deber educar a la sociedad acerca del SIDA, de las maneras de contraerlo e impedirlo, para evitar el innecesario contagio de esta letal enfermedad.

Frente al SIDA la mirada de todos cambia,hay miedo,compasión,lástima,dolor.
La única mirada que no cambia es la que Ezequiel recibe desde los ojos de su mascota.Él lo sigue viendo como siempre ,con la misma lealtad.
El protagonista de esta historia irá descubriendo lo que su familia pretende esconder.La enfermedad de su hermano mayor lo llevará a cuestionarse sobre los afectos que creía invulnerables,sobre los silencios y las voces que no dicen lo que
quisieran.
Una novela fuerte pero sin golpes bajos,ni dramatismos exagerados ,para abordar con realismo y prudencia uno de los temas tabú que más preocupa a los jóvenes.

Hace unos años leí este libro porque a Luciana,mi hija, se lo dieron en su colegio.Me pareció muy bueno.Luego lo fuí trabajando con algunos alumnos.
Por eso se los recomiendo.
Amigos bloggeros ojalá el mundo dejara de discriminar y aprendiera a dar cariño a quienes sufren este tipo de enfermedades.Nadie está libre .Ellos necesitan más comprensión y apoyo para salir adelante.Es importante informarse para no lastimar con alguna actitud.
Hasta luego.

14 comentarios:

CALIGULA dijo...

Excelente enfoque Sil.

Por un momento, leyendo tu crónica, se me apareció la metamorfosis kafkiana, brillante metáfora.

Besos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Silvia...

Lo más cruel de esta enfermedad no es el sufrimiento físico sino el psicológico, debido a los tabúes y discriminaciones sociales.

Debe ser muy interesante el libro, trataré de buscarlo.

Abrazos.

Mundo Animal. dijo...

ESTA GENIAL LA ENTRADA YQUE BELLO PERROOO SALUDOS Y BUENAS NOCHESSS

KL@U dijo...

ES CIERTO LO QUE CONTAS DEBERIAMOS ESTAR MAS INFORMADOS Y TENER OTRA VISION DE LOS INFECTADOS....

DEBE ESTAR MUY BUENO EL LIBRO,YA QUE HAY MUY POCOS TRATANDO LA PROBLEMATICA!

INTERESANTE TU POST,ABRAZOS.

Adrisol dijo...

silvia!!

muy buena tu sinopsis de este libro,parece interesante y digno de leer..
gracias por esta recomendación, hay tanto que aprender sobre la discriminación..

besoss

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Silvia, encuentro muy fuerte lo de esta familia con respecto a su hijo, estas cosas no dejan de sorprenderme, estos padres y hermano son de una ignorancia total y retrógrados al máximo, es un libro que parece muy interesante porque plasma unas verdades que ocurren en algunas familias, por suerte no en todas, es una enfermedad que da miedo a la gente si estudiaran un poco y se ilustraran podrían saber facilmente cuales son las vías de contagio y no temer tanto al asunto, el que dirá la gente tambien pesa y mucho pues se liga siempre a homosexualidad o a drogatas, en fín querida Silvia, estamos en un mundo lleno de hipocresía y de tabús. Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Es un tema vastísimo.
Pero realmente no se puede sentir hasta que cerca de nosotros lo vivimos.
Tuve dos compañeros de trabajo con este frajelo, y ahi es cuendo uno realmente saca de si todo lo que es.
Como se reacciona en palabras es fácil decirlo, pero enfrentado al problema la cosa cambia.
La educación sexual considero que debe partir de la familia y no pasarle el fardo a los maestros.
El que los jovenes se valoren a si mismo parte de sus seres queridos y como se lo trasmitan.

Muy interesante todo lo que has compartido.
Cariños

dondelohabredejado dijo...

Un libro muy necesario, por lo que contás.
Aunque parezca increible, es a´si. Conozco casos en que la propia familia y amigos de añares han dado la espalda a quien estaba enfermo de SIDA.
Cuánto tenemos que evolucionar todavía!!
Un abrazo.

tia elsa dijo...

Sin duda aborda un tema muy ríspido, aún hoy, bastante se avanzó para no considerarlo una enfermedad vergonzante, dado que todos podemos ser victimas de esta enfermedad. Interesante la forma de abordar la temática, para tener en cuenta, gracias por la información. Besos tía Elsa.

Cornelivs dijo...

El trabajo ha terminado de engullirme, amiga.

Apresuradamente, me paso por aqui para darte un beso enorme...!

Sol dijo...

Uf, desaparecida por mucho tiempo y me encuentro con recuerdos de ese espectacular libro...
Te invito a mi nuevo espacio, Imaginaio Desesperación, esta vez sólo cuentos y relatos.
Cariños!

Abuela Ciber dijo...

En mi blog Mimos , Premios y Regalos...

He dejado algo para tí

Cariños

* HADA ISOL dijo...

Hace un tiempo mi ahijado tenía que resumirla para la escuela y pude leer esta historia,me conmovió desde el principio cuando describe como Ezequiel era tan admirado por su hermanito a quien acompañó en sus primeros pasos y este ahora lo acompaña en los ultimos,eso me llegó mucho,aprendí como se dán las cosas en una familia cuando hay una enfermedad como el SIDA,y como además del sufrimiento propio de la enfermedad está el dolor por los prejuicios ,el abandono por parte de los seres queridos,el SIDA es una enfermedad que cualquiera puede padecer,que no daña a los demás no existen razones para aisalrlo o alejarse,no hay delito en tener SIDA.
Te felicito por la sinopsis que hiciste del libro,y por recomendarlo,vale la pena leerlo,te m,ando un abrazo gigante!

Alatriste dijo...

No conocía el libro, así que me lo apunto. Tiene muy buena pinta. Un beso fuerte y cuídate.